Turismo rural: vive la experiencia Aldeola

El turismo rural cada vez está más de moda: dejar de lado la rutina y escapar a un rincón rodeado de naturaleza es para muchos la definición de vacaciones perfectas, más aún en la época en la que nos encontramos. Y es que la aparición del Covid-19 ha cambiado de manera sustancial las preferencias en el sector vacacional, que se inclina hacia opciones menos masificadas y destinos más variados. ¿Quieres conocer las ventajas de elegir el turismo rural para tus escapadas? ¡En Aldeola sabemos mucho sobre eso!

Beneficios del turismo rural

1. Naturaleza

Los destinos de turismo rural destacan frecuentemente por su ubicación próxima a la naturaleza. En Aldeola vivimos en el corazón de la Costa da Morte, un enclave natural único y acogedor que te ofrece unos paisajes increíbles. Déjate llevar por el sonido de las olas en Malpica, disfruta de los largos paseos en Finisterre, pierde la noción de tiempo en Caión… ¡Es hora de coleccionar momentos!

2. Adiós aglomeraciones

La situación actual ha hecho que muchos viajeros se interesen por el turismo rural. Ahora se busca escapar del bullicio, de las aglomeraciones y de la rutina optando por destinos más seguros. En nuestro complejo hotelero hemos decidido limitar el aforo para que cada uno de nuestros huéspedes cuente con un espacio propio, acogedor y lo más seguro posible.

3. Buena gastronomía

Otro de los aspectos inolvidables en las escapadas rurales es la gastronomía del lugar. Nuestro Restaurante Pérgola es el lugar perfecto para descubrir la cocina gallega, la combinación perfecta de sabor y tradición, pero también otras opciones culinarias más innovadoras que le dan un giro a lo que ya conoces. Todo para que comer con nosotros sea una auténtica experiencia.

4. Diseño rural

A diferencia de otros tipos de turismo, en el turismo rural se busca proporcionar al visitante toda la belleza y experiencia del entorno. Es por esto que las propias instalaciones de Aldeola presentan un diseño con una esencia rural: los característicos muros de piedra, las distintas zonas del restaurante, los amplios jardines... ¡forman un paraje rural de ensueño que hará que tu estancia sea inolvidable!

5. Actividades y ocio

¡Visitar un destino rural no implica que no haya nada que hacer! En Aldeola, por ejemplo, la cercanía a parajes naturales y lugares de interés histórico hacen que sea posible disfrutar de distintos deportes, visitas culturales y otras actividades en su entorno. Además, en el complejo ofrecemos a nuestros clientes diversas opciones de entretenimiento: piscina climatizada y sauna finlandesa para refrescarse, parque infantil para los más pequeños, diversos eventos y talleres que se celebran en nuestras instalaciones, etc. ¡Infórmate!

El turismo rural ha llegado para quedarse y es que, ¿quién no querría escaparse a estos destinos por unos días? ¡Vive esta experiencia en Hotel Aldeola!